Baloncesto sin Balón

El baloncesto atraviesa uno de esos raros momentos que uno no asimila. Resultados deportivos y luego desavenencias “administrativas”.

Títulos, desempeño, reconocimiento nacional e internacional de los equipos, incluso con el país como sede de justas de carácter mundial y ahora convive una federación con elecciones pendientes tras un proceso legal.

Por un lado, Carmelo Cortez, uno de los federativos que siempre ve su nombre reflejado cuando de “jerarcas” de un deporte se refiere. Sobretodo aunado a un calificativo peyorativo por arraigarse a una silla. Si lo ha hecho bien o mal, está por demostrarse. Méritos personales y de carrera al frente del organismo tiene. Incluso como miembro del Comité Olímpico Venezolano en su momento.

Por el otro, una plancha liderada “indirectamente” por Greivis Vásquez. No dudamos de la ascendencia que pueda tener el último NBA criollo sobre la disciplina, pero siempre hemos mantenido que los atletas deben tener su proceso de “formación” para aspirar a dirigir deportes. Lo que si no compartimos, es la forma que han tomado las afrentas de Vásquez a la actual directiva de la FVB.

Sorprende que una persona formada en Estados Unidos hable abiertamente de corrupción y señale de ladrones a personas, sin presentar pruebas contundentes.

Se puso a prueba la aprobación de la Memoria y Cuenta de FVB y los “representantes” de Vásquez no asistieron al cónclave. ¿Cómo pretender liderar un deporte si no se asiste a los espacios destinados a presentar y definir ese liderazgo?.

Carmelo Cortez juega su basa de dejar que corra la marea. Experiencia para unos, mal manejo comunicacional para otros. Incluso asomó que en próximos días podría estar dando un paso al costado. Baloncesto sin balón.

Compartir Artículo
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share

Pin It on Pinterest