Yeison Cohen: Un deceso normal

Falleció Yeison Cohen y todo se mantiene normal. No hubo mayores gestiones para dilucidar qué sucedió ni revisión de los procesos.

En la noche del 2 de marzo, el venezolano Yeison Cohen se desplomó en su esquina mientras esperaba el inicio del octavo asalto de la pelea frente al colombiano Hugo Berrío que se llevó a cabo en el hotel El Prado de Barranquilla. Una vez en el suelo empezó a convulsionar. El pugilista fue reanimado y trasladado a la Clínica del Norte, donde le detectaron un edema cerebral y después de 15 días, falleció.

En una columna en el portal Bad Left Hook, Patrick Stumberg, oficial de boxeo amateur en Texas (Estados Unidos), aseguró que el combate nunca debió haberse desarrollado, pues Cohen registraba una marca profesional de dos triunfos, ocho derrotas y un empate y una racha de nueve peleas sin victoria. En dos de sus últimos tres encuentros, había sido noqueado. Berrio, que tenía un registro de 25-7-1, había tenido combates ante nombres como Oscar Escandon y Evgeny Gradovich.

En Venezuela no se ha dirimido el asunto. Simplemente Cohen murió. La única respuesta oficial ha sido: “Cohen no se realizaba un chequeo médico desde 2015”, por parte del ministro de Juventud y Deporte, Pedro Infante.

En condiciones normales, el empresario encargado de organizar la cartelera presenta ante la comisión nacional de boxeo, los recaudos necesarios para efectuar la misma. Ya la diferencia de registros de cada pelador hace inviable la contienda. La comisión nacional, en este caso, la de Colombia, debió comunicar a la comisión nacional venezolana la intervención de Cohen en la velada. De allí, debió darse el visto bueno y celebrarse de manera formal, el combate.

Además, la organización regente de la actividad, la Asociación Mundial de Boxeo en este caso, también debería establecer responsabilidades. Información no comprobada, habla de una cartelera con falta en las condiciones exigidas. Por ejemplo, se comenta que Cohen fue trasladado a la clínica en un taxi, ya que no había la disponibilidad de ambulancia, como se estipula en las normas.

La empresa organizadora no se ha pronunciado. Las comisiones nacionales de boxeo de ambos países no se han pronunciado. La AMB expresó en su momento que acompañaría el caso y luego lamentó el fallecimiento de Cohen. Al final del día, nadie es responsable.

Una muerte normal.

Compartir Artículo
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share

Pin It on Pinterest