LVVP crece junto a su personal

LVVP.-En el deporte, el éxito de un torneo se puede medir de diferentes formas. Sin embargo, para la Comisión Técnica de la Liga Venezolana de Voleibol de Playa, el verdadero logro alcanzado durante las tres temporadas del evento se evidencia en el desarrollo armónico de todo el personal involucrado.

“La Liga Venezolana de Voleibol de Playa no solo ha mejorado el nivel técnico de sus jugadores, sino que tanto los entrenadores, como los árbitros, dueños de equipos, gerentes deportivos, personal técnico y de apoyo hemos crecido de la mano, hemos aprendido todos en este camino y eso hace que el trabajo sea más fácil, ese es el verdadero éxito de esta liga”, aseguró el profesor Dichson Álvarez, coordinador técnico de la LVVP.

Cuando las piezas engranan como reloj suizo es más fácil enfocarse en el avance de los principales protagonistas de cualquier evento deportivo: los atletas.

“Ahorita todo es más sencillo porque cada quien sabe lo que le corresponde hacer, aunque todos los días aprendemos algo nuevo y eso sirve para seguir mejorando porque finalmente lo que queremos es que los atletas sigan desarrollando su nivel técnico, para que Venezuela continúe cosechando triunfos a nivel internacional”, aseveró Álvarez.

La mayoría de los integrantes de esta familia aseguran que el voleibol de playa es una de las modalidades deportivas que ha crecido de manera más acelerada en el país.

“La modalidad de playa se empezó a practicar de manera formal a partir del año 1996 cuando se realizaron los Juegos Nacionales en Trujillo y en tan solo 20 años ya tenemos atletas clasificados a Juegos Olímpicos, a Mundiales y que participan en el Tour Mundial, eso habla del nivel de nuestro país en la disciplina”, añadió el especialista.

Asimismo, la LVVP contribuye a fomentar el respeto, compromiso, esfuerzo y competitividad mejorando la condición física y de salud, además que es una fuente de empleo y aprendizaje. “La liga hace que los atletas, entrenadores, árbitros y demás personal tengan ingresos, a la par que mejoran su nivel técnico”, concluyó.

Cada parada, el trabajo de Álvarez y de su equipo consiste en recibir la inscripción de los equipos, realizar el sembrado de las duplas de acuerdo al criterio definido al principio de la temporada (por el premio en metálico conquistado en cada parada) y estructuran los cruces a lo largo de la jornada. Al final de la válida otorgan la puntuación que corresponde a cada franquicia de acuerdo a la ubicación de sus duplas.

Compartir Artículo
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share

Pin It on Pinterest