Madre e hija hacen historia en voleibol de playa

LVVP.-La dupla femenina del equipo Guerreros de Apure compuesta por Edecia Bravo y Juliennis Regalado hicieron historia en la primera parada de la Liga Venezolana de Voleibol de Playa 2018 al convertirse en el primer duo de madre e hija que juega el torneo.

Las canchas que están en el corazón de los esteros de Camaguán fueron testigo de la hazaña lograda por las jugadoras. “Ya habíamos hecho historia en la liga de voleibol de cancha cuando ganamos el torneo también con el equipo Guerreros y Guerreras de Apure. Jugar con mi madre es algo hermoso, tenemos muy buena química, con solo mirarnos ya sabemos qué debemos mejorar”, aseguró Regalado.

Sin embargo, hay momentos difíciles dentro de la rutina de un juego, en especial cuando alguna se equivoca. “Siempre hay miedo a la hora de regañar para no herir, por eso cuando vamos a jugar debemos pensar como dupla y no como madre e hija, pero es una experiencia maravillosa, un sueño hecho realidad para cualquier madre”, señaló Bravo, mientras que Regalado añadió que “era muy difícil cuando jugábamos en contra porque hay sentimientos encontrados, yo pensaba si le pegaba o no, es mi mamá pero también debía hacer lo mejor por mi equipo”.

Edecia Bravo tiene 41 años en la actualidad y dio a luz cuando tenía 22 años. “Si se puede ser madre y seguir en el deporte pero yo le digo a las muchachas que estudien, que se preparen porque el deporte no dura para siempre”, reflexionó.

Bravo y Regalado iniciaron con buen pie su participación al clasificar a la semifinal de la primera parada en el marco de la tercera temporada de la LVVP que ahora estrena nuevo formato con la división en dos grupos con Guerreros de Apure en el pool centroccidental junto a Pastoreros de Lara, Productores de Guárico y Cóndor de Mérida.

Compartir Artículo
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share

Pin It on Pinterest