Gleyber se convirtió en el yanqui más joven en incluir tres extrabases (Vídeo)

Prensa LVBP,AM.- Gleyber Torres fue clave en el triunfo de Nueva York, 8-4, contra los Orioles de Baltimore en el Oriole Park, el jueves por la noche, y una vez más hizo historia para la franquicia con sede en el Bronx.

El segunda base se convirtió en el yanqui más joven (22 años, 113 días) en incluir tres extrabases en una actuación de cuatro hits, desde que lo hizo el miembro del Salón de la Fama, Joe DiMaggio, el 28 de junio de 1936, contra los St. Louis Browns (21 años, 216 días), de acuerdo con MLB.com.

Torres conectó jonrón solitario en el tercer inning contra Alex Cobb, un batazo que recorrió 400 pies hasta salir por encima de la pared del jardín izquierdo; en el quinto sacudió doble por la raya de cal de la derecha; luego, en el sexto, se voló la cerca del jardín central (390 pies), con Greg Bird y D. J. LeMahieu en circulación, ante un envío de Mike Wright.

El caraqueño había conectado jonrones contra esos mismos lanzadores el 1° de agosto del año pasado, en Yankee Stadium.

“Lo recuerdo. Creo que es raro”, dijo Torres a MLB.com. “Hago mi trabajo. Ya conozco a los lanzadores, así que sólo trato de ver el pitcheo al que quiero conectar y hacer daño”.

Antes del partido, Torres apenas estaba ligando de 24-6 (.250/.280/.292), con un batazo de más de una base (doble).

“No habíamos podido aprovechar las oportunidades”, destacó el manager Aaron Boone. “Finalmente logramos un inning grande (anotaron cuatro veces en el sexto) y pienso que en el dugout hubo emoción y energía por eso. Fue bueno poderlo ver”.

En el octavo, Torres agregó un sencillo a la izquierda para completar su inspirada jornada.

“Fue el Día de Gleyber. Impresionante”, comentó Aaron Judge. “Puede usar todo el terreno para llevar sus batazos y lo hace con fuerza, especialmente para alguien que juega segunda y shortstop. Puede conectar jonrones por el left field y colocar dobles hacia la línea del right field. Es impresionante lo que puede hacer a su edad”.

Torres aseguró sentirse feliz, pero enfatizó que lo más importante del encuentro fue contribuir con el triunfo de Nueva York, que mejoró su récord a 3-4 y ganó por primera vez en la carretera.

“Pienso que hice un muy buen trabajo hoy para ayudar al equipo. Eso fue la mejor parte. Traté de sentirme cómodo. La primera serie en Nueva York fue muy fría, no es fácil con un clima como ese. Hoy me sentí realmente bien en cada turno, tratando de tener una oportunidad de ayudar al equipo”.  

El infelder debutó en las Mayores en 2018 y se ubicó cuarto entre los novatos con 24 jonrones, la segunda cantidad más elevada para un yanqui de 21 años o menos, detrás de DiMaggio, que sacudió 29 vuelacercas a la edad de 21 años en 1936.

Compartir Artículo
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share

Pin It on Pinterest