Jesús Luzardo sigue impresionando a todos

La emoción de los Atléticos por la posibilidad de tener una temporada completa en la rotación al peruano-venezolano Jesús Luzardo sólo pareciera crecer con cada apertura del prospecto en la Liga del Cactus.

Luzardo empezó lanzando fuego el domingo durante la victoria de Oakland por 8-5 sobre los Indios en el Las Vegas Ballpark con una recta de 98 millas por hora, demostrando inmediatamente una de las tantas herramientas que hacen de él el prospecto número 1 de los Atléticos, según MLB Pipeline, y uno de los mejores de todo el béisbol.

“Este muchacho es electrizante cuando todo le está funcionando”, dijo Bob Melvin, manager de los Atléticos. “Pocos lanzadores tienen un repertorio en el que todos los pitcheos son de primer nivel. Si uno no le está funcionando en un día particular, tiene los otros”.

Luzardo cuenta con cinco lanzamientos – recta, curva, cambio, sinker y slider— y los cinco le funcionaron el domingo. Un hit al cuadro del puertorriqueño Roberto Pérez en el primer episodio fue lo único que separó a Luzardo de la perfección, pues el zurdo retiró a nueve de los 10 bateadores que enfrentó durante tres innings en blanco, con tres ponches. Los tres ponches fueron tirándole y todos con el cambio, uno de los lanzamientos que él prefiere para terminar los turnos, junto con la recta y el slider.

“Estaba bien enfocado en ponerme adelante en el conteo con mis pitcheos lentos. Estoy contento, porque pude hacerlo”, dijo Luzardo, quien tiró 28 de sus 42 pitcheos para strike. “También pude tirar dos curvas y un cambio abriendo turnos, así que estuvo bien”.

Después de un impresionante debut con los Atléticos en el bullpen durante el último mes de la temporada 2019, Luzardo está contento por regresar a la rotación. Siempre se ha considerado un lanzador que se pone más fuerte mientras pasan los innings. Ése ciertamente fue el caso el domingo, con los tres ponches llegando ante los últimos cuatro bateadores que enfrentó.

“Después del primero, me asenté y me empecé a sentir mejor con todos mis pitcheos”, dijo Luzardo. “La segunda y la tercera fueron definitivamente las mejores entradas para mí”.

Quizás debido a la emoción de enfrentar a un ídolo de su niñez como el boricua Francisco Lindor, Luzardo empezó el turno ante el torpedero con cuatro rectas consecutivas de 98 mph y mantuvo esa velocidad durante todo el primer inning. En los próximos dos turnos la recta osciló entre 95 y 96 mph. Pero más importante que la velocidad para Luzardo es asegurarse de que el control esté en su punto. El domingo, sintió que hizo un mejor trabajo que durante los dos capítulo en blanco que tiró contra los Padres en su salida anterior.

“Le fue bien desde el principio”, resumió Melvin. “Sus lanzamientos estuvieron súper afilados. Su pitcheo rompiente fue tan bueno como jamás lo hemos visto. Su cambio también. Y la recta se estaba moviendo y él tenía control de ella”.

Luzardo, quien no ha permitido carrera alguna en dos aperturas de pretemporada, enfrentará probablemente el sábado a los Marineros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest