Miguel Cabrera ya tiene los 3.000 hits a la vista

MLB.-Dieciséis años después, Miguel Cabrera recuerda perfectamente su primer hit.

“Fue un jonrón; no puedo olvidarlo”, dijo el venezolano recientemente. “Fue hace mucho tiempo, pero me acuerdo que me sentí súper bien. Estaba emocionado”.

El bambinazo de oro en la 11ma entrada el 20 de junio del 2003 que les dio la victoria los Marlins sobre los Rojos fue sólo el comienzo de una brillante carrera.

Esta semana, el cañonero de 36 años llegó a los 2,700 hits de por vida durante la serie de los Tigres contra los Medias Rojas, acercándose cada vez más al ilustre club de los 3.000. Sólo 32 jugadores en la historia de las Grandes Ligas han llegado hasta allí.

“Es algo que no muchos peloteros en Grandes Ligas han logrado”, apuntó Cabrera. “Si llego a 3,000, sería algo sensacional”.

Cabrera amaneció el sábado en el puesto 69 de todos los tiempos en hits, a uno de Doc Cramer. Entre los activos sólo está por detrás del dominicano Albert Pujols.

Aunque el maracayero no revisa su total de hits diariamente, se permite pensar en el futuro cada vez que alcanza un hito significativo, como ése al que llegó el miércoles en Boston.

“Para llegar a 3.000 hay que batear .300”, dijo Cabrera. “Lo tengo ahí bien cerca. He pensado un poco en eso. Pero a la misma vez, falta bastante, así que no me tengo que enfocar en eso ya, que si ‘Tengo que dar 3.000 mañana’. Es algo paso a paso y hay que enfocarse juego a juego’”.

Cuando era un niño y luego un adolescente, Cabrera practicaba el bateo con su familia. Luego llegaron los coaches de bateo. Una vez que arribó al béisbol profesional, empezó a buscar a sus compañeros más experimentados para pedirles consejos. Antes de que Cabrera fuese el que dominaba el juego, trataba de seguir los pasos de dos dominicanos, Vladimir Guerrero y Manny Ramírez, mientras estaba en las menores.

“Son bateadores derechos, batean para poder y empujan carreras”, resumió Cabrera. “Para mí, eso es un pelotero completo”.

Es una descripción muy parecida a la del propio Cabrera. Ha acumulado una larga lista de logros, como 11 llamados al Juego de Estrellas, siete Bastes de Plata, dos premios al Jugador Más Valioso, cuatro títulos de bateo y un anillo de Serie Mundial. Entre los jugadores activos, Cabrera escolta a Pujols con 466 jonrones y es 35to de todos los tiempos en esa categoría.

En su opinión, ¿cuál es la clave de su éxito en el plato?

“Yo trabajo para eso”, resumió. “Siempre he dicho que la gente no tiene que estarme viendo trabajar para poder decir que trabajo duro. Mi rutina es un secreto. Así soy yo”.

Pero para todos los hits que Cabrera ha acumulado, el placer de dar un jonrón sigue siendo especial.

“No lo sientes”, dijo de lo que pasa cuando uno da un cuadrangular. “No sientes nada. Es muy fácil, muy suave. Cuando le pegas a la bola lo que dices es, ‘Wow’”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest