Wilmer Flores a gusto con su nuevo ambiente en D-backs

MLB.COM.-La última vez que Wilmer Flores fue compañero de equipo de David Peralta fue con los Bravos de Margarita, en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional.

Ahora, lejos de su país suramericano, Flores y Peralta vuelven a compartir el mismo clubhouse en el desierto de Arizona, vistiendo el uniforme de los Diamondbacks.

“Tenemos una buena relación desde antes y ellos me han hecho la transición un poquito más fácil”, dijo Flores, ex infielder de los Mets que empieza su primera temporada con los Diamondbacks, equipo en el que se ha encontrado con sus compatriotas Peralta, Eduardo Escobar, Silvino Bracho e Ildemaro Vargas.

Por supuesto, Flores es recordado por muchos por las lágrimas que derramó en el terreno del Citi Field en pleno juego a finales de julio del 2015, cuando pensaba que los Mets—el equipo que lo firmó en su cumpleaños 16—lo habían cambiado a los Cerveceros. Cuando dicho canje no llegó a concretarse, el valenciano ayudó a los neoyorquinos a alcanzar la Serie Mundial de ese año.

Tras tres temporadas más con los Mets, Flores, un versátil infielder, fue dejado en libertad por los Mets, que en noviembre optaron por no ofrecerle un contrato en el proceso de arbitraje. Entonces, tres años y medio después de pensar que se iba de Queens, el joven de 27 años sí tiene ahora un cambio de ambiente y un nuevo comienzo en Arizona.

“Ha sido, obviamente, diferente, la primera vez en otro equipo”, dijo Flores, quien ha tenido un gran inicio de la pretemporada con dos dobles y cinco empujadas en sus primeros 11 turnos al bate (.455/.571/.636). “Se me ha hecho más fácil, ya que conozco a muchos de los jugadores que están aquí. De verdad que me han recibido muy bien. Me han hecho sentir como en casa. Y la verdad es que todos nos sentimos a gusto aquí”.

Flores, designado en un principio como el segunda base titular de los Diamondbacks, viene de perderse la última parte del 2018 con los Mets debido a una artritis en ambas rodillas. Pero el veterano asegura que ha llegado a este año en mejores condiciones.

“Lo más importante es que me siento saludable”, expresó Flores, quien bateó 267/.319/.417 con 25 dobles, 11 jonrones y 51 empujadas en 126 partidos por Nueva York la temporada pasada. “Ya estoy aquí; me siento que estoy casi 100% y saludable”.

Y por supuesto, Flores—con experiencia en cada posición del cuadro interior–siempre estará dispuesto a moverse por todo el diamante, con tal de seguir en el lineup.

“Yo siempre me he caracterizado por jugar en cualquier base que me necesiten y este año no cambiará eso”.

Compartir Artículo
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share

Pin It on Pinterest