Yván Olivares: “Fueron 20 años de orgullo en la LPB”

LPB.-Yván Olivares vistió de gala a los fanáticos de la LPB con sus ganas de transmitir buenas sensaciones.

“Agradecido eternamente de corazón con la LPB, porque fueron 20 años de carrera, 20 años de orgullo. En la Liga Especial los jugadores estaban empezando a crecer en la parte técnica. Cuando nace nuestro baloncesto era más físico que técnico, posteriormente con la LPB crece la parte técnica y la formación”, rememoró la leyenda Yván Olivares junto a Fernando Peñalver en @lpb_aldia.

En esas dos décadas de trayectoria, el caraqueño acumuló 699 juegos, 14.249 puntos en 18.974 minutos: “El liderazgo nace cuando tú trabajas. Cuando tú trabajas y te dedicas, y esa dedicación viene dada porque quieres ser el mejor, no solo individualmente, sino el mejor como compañero de equipo. Siempre digo no fui, no quiero y no debo ser una persona de pensamiento individual, sino de pensamiento colectivo, de pensamiento de grupo, de pensamiento de equipo, de pensamiento colectivo y eso es lo que lleva al triunfo”, recalcó uno de los mayores líderes de nuestro baloncesto.

El 30 de junio de 1992 en el Forum de Valencia, Olivares consiguió 52 putos, 34 de ellos en una mitad: “Si recuerdo los 52 puntos porque fueron en una semifinal contra Panteras (de Miranda). Panteras era el favorito: Antoine Joubert metía 60 puntos, Ronnie Thompkins daba 14 bloqueos. Era imposible penetrarle y que no te diera un tapón. Era un Panteras arrollador en esa temporada. Recuerdo que al final de ese juego, Ronnie Thompkins me buscó y cuando me vio se arrodilló y me abrazó las piernas y me dijo: ‘yo he visto jugar, pero esta noche he visto jugar a un ángel’, confesó Olivares.

Olivares consiguió 10.154 puntos con Trotamundos de Carabobo. Fue el primer criollo con mil puntos anotados (1.040) en una temporada (1992): “Estuve cerca de volver a la LPB como entrenador, con Toros de Aragua. Todos los dueños de equipo eran grandiosos. Todos querían una liga próspera”, recordó Olivares sobre los empresarios que dieron vida a la LPB.

“Ponerse la franela de Venezuela es lo máximo y cuando a ti te seleccionan, no seleccionan a 12 jugadores, seleccionan a 20-22 jugadores y eligen a 12 para que puedas representar a tú país. Esa franela es inolvidable. Yo nunca le dije no a Venezuela. Si fui llamado 50 veces, yo era el primero que estaba, porque me sentía orgulloso de ponerme esa franela”, afirmó Olivares sobre la motivación de vestir el uniforme de la Selección Nacional.

“Nunca discutí un centavo, un dólar, nunca lo hice de esa manera. Los viáticos de nosotros eran cinco dólares diarios. Sin embargo, llegamos a unos Juegos Olímpicos y lo hacíamos por la franela de Venezuela, no lo hacíamos por los cinco dólares o por el bono”, agregó.

5 títulos entre Liga Especial de Baloncesto y LPB, además de dos Campeonatos Suramericanos de Clubes ganados, son parte del saldo de Olivares en nuestra liga: “Yo a todos mis compañeros los beso cuando los veo. Ellos no se escapan de mis besos, de amigo, de amor, de compañero”, concluyó Olivares, parte de la historia de nuestro baloncesto y de nuestro deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest